¿Donde almacenar la leche materna?

Hoy vamos a hablar de un tema sencillo, pero no por ello menos importante. ¿Cómo almacenar la leche materna?

Debemos tener cuidado donde almacenamos la leche materna, para mantener la higiene en el proceso y que no se contamiente la leche además para poder recuperar la leche de forma cómoda.

Pues vamos al lío. Tenemos dos posibles opciones, los recipientes específicos para leche materna y los que no han sido pensados para ello pero también nos pueden valer.

Recipientes específicos

La mayoría de marcas que fabrican productos para la lactancia también fabrican recipientes donde poder almacenar la leche materna. Los más conocidos son las bolsas desechables, pero tambien se venden botes donde poder almacenarla.

Como principales ventajas podemos enumerar las siguientes:

  • Han sido diseñados para este propósito.
  • Tanto las bolsas como los botes suelen poder acoplarse de forma sencilla a los sacaleches y biberones de la misma marca.
  • Las botes son reutilizables.
  • Las bolsas ocupan poco espacio en el frigorífico o congelador.
  • Son bastante seguros, por ejemplo, las bolsas suelen ser de doble capa para evitar roturas.

Los principales contras son los siguientes:

  • Son caros, tantos las bolsas como los botes suelen tener un precio superior que los recipientes equivalente no pensados para lactancia.
  • Las bolsas son desechables.
  • Suelen estar diseñados para usar con productos de la misma marca. Esto te encadena un poco a tener que usar, sacaleches bolsas y biberón de la misma marca.
  • Suelen ser tener una capacidad bastante alta y por comodidad es mejor almacenar pequeñas cantidades.

Recipientes no pensados para almacenar leche materna

Existen multitud de recipientes que podemos usar para almacenar leche materna, pero primero hay que tomar algunas precauciones:

  • Si usas plástico este debe de haber sido diseñado para uso alimentario. Por ejemplo, no se pueden usar los botes de las muestras de orina ya que no han sido testados para ello.
  • Si usas cristal debes fijarte en la tapa. A menudo la tapa de los recipientes de conservas pueden generar óxido. En este caso el bote no lo puedes usar más.

Una vez tenidas en cuenta las debidas precauciones puedes dejar volar tu imaginación. Por ejemplo, una idea que han tenido algunas madres es la de almacenar la leches en bolsas para cubitos de hielo. De esta forma es muy sencillo descongelar la cantidad exacta de leche que necesita tu bebé sin ocupar mucho espacio en el congelador por acumulación de botes.

También puedes usar bolsas para congelados o similares.

Tienes que tener cuidado a la hora de recuperar la leche, o más bien en la forma en que recuperas la leche. Por ejemplo, si Usas bolsas de cubitos para almacenar la leche no podrás usar microondas o baño maría para descongelar la leche, estos envases no están pensados para aguantar el calor y deberías descongelarla en otro recipiente.

¿Y tú?¿Cómo almacenas la leche materna que te extraes?